Beneficiarios



 

El Banco de los Alimentos no reparte los alimentos directamente a las personas necesitadas sino que los distribuye a través de las Entidades Benéficas acreditadas de la provincia, que son las responsables de hacerlos a ellos llegar y están en las mejores condiciones para hacer una distribución justa entre los más desfavorecidos.

Si necesitas alimentos ponte en contacto con los Servicios Sociales de tu Ayuntamiento o Consejo Comarcal y ellos te diriges a la Entidad Benéfica que te pueda ayudar.

Actualmente, diciembre 2017, se llega a 35.390 personas a través de 91 Entidades Benéficas.
Pueden ser receptoras de los alimentos del Banco de los Alimentos:

1) Las Entidades privadas, de iniciativa social y sin ánimo de lucro, aunque tengan ingresos, siempre que estos ingresos no cubran el ayudas alimentarias y que el coste de su funcionamiento no esté financiado por presupuestos del ningún organismo público o privado. En sus estatutos debe constar entre otros el fin de facilitar alimentos a los más necesitados.
2) Entidades puramente asistenciales (que no están constituidas legalmente, como pueden ser, por ejemplo, las parroquias).
3) Quedan excluidas las Entidades privadas de iniciativa mercantil, es decir, con ánimo de lucro.

Proceso a seguir para las Entidades que soliciten ser aceptadas como Entitiat receptora de alimentos:

1) Dirigir una carta de solicitud explicando su actividad, las personas a las que atiende y los recursos de que dispone.
2) Entrevista personal a que será convocado a la recepción de la carta.
3) Llenar los formularios que le serán facilitados.
4) El Banco programará una visita de sus voluntarios en sus instalaciones.
5) El informe será sometido a la Comisión Provincial de los Alimentos.
6) En caso de aprobación será reconocida como Entidad receptora del Banco de los Alimentos.

Normas y Documentos (en Catalan):

Requisits.pdf
Compromisos.pdf
Documents.pdf

Actualización número de beneficiarios.

Los alimentos se asignan a las Entidades benéficas según el número y tipología de los beneficiarios, por lo tanto anualmente y cuando se realice una visita de seguimiento, se pedirá su actualización.